Archivo mensual: enero 2014

Entrevista a Hernán Solar, militante histórico UDI

Por Gianfranco Tirronis

Hernán  Solar se ve agobiado y pensativo. Luego de una dura campaña parlamentaria por el distrito de Las Peñas/Las Mazas/Porvenir (5ª región) que  perdió por paliza contra Lorena Gallardo, del Partido Estalinista (PE), perteneciente a la Nueva Mayoría, no ha querido dar entrevistas. La derrota de Evelyn Matthei, la de su compañero de lista, el histórico RN Maximiliano Ovalle, más la derrota cultural, sociopolítica y deportiva de la centro-derudiecha lo tienen sumido en una dolorosa reflexión.

“Eso lo que nos falta como centro-derecha: reflexión” dice Solar mientras apunta a un montón de libros que tiene en su velador. Dan Brown, Milton Friedman, Roberto Ampuero y Guy Sorman forman parte de esta exclusiva lista de autores sobre los cuales se basará un documento de reflexión para la centro derecha, a publicarse en pocas semanas.

GT: Diputado Solar, ¿nos puede adelantar un poco de qué se trata ese documento?

HS: Se trata de algo inédito en nuestro sector: un texto denso, profundo, de 12 páginas, en los que intento explicar nuestra derrota como centro-derecha, después de 4 años en el poder. Se lo resumo: el principal culpable es Piñera, y a nivel subconsciente, nuestra falta de relato.

GT: ¿Me podría explicar qué entiende Ud. por relato?

HS: Claro, es muy simple. Nosotros en la UDI hemos construido una centro derecha popular, inclusiva, abierta a todos los chilenos. La antigua derecha era una cosa de unos pocos señores de clase alta, hacendados, como mi compañero de lista Maximiliano Ovalle, a quien estimo mucho, por lo demás. En la UDI creemos en el emprendimiento, en la libertad de emprender, en la posibilidad de emprender, y en la libertad de tener esa posibilidad. Estamos con la clase media, con la clase baja y con la clase alta. Estamos con los pescadores artesanales y también con las grandes familias dueñas de grandes consorcios pesqueros. Somos un partido abierto a esa diversidad tan propia de la sociedad chilena.

GT: ¿Pero no cree Ud. que los ideales de la UDI se han desdibujado con el tiempo?

HS:  No lo creo. Mucha gente cree que somos un partido ultra-conservador o dictatorial, pero Jaime no lo veía así. Jaime, en el fondo, era un convencido de la libertad de emprendimiento y de que el estado jamás se puede meter en nada. Esos son las dos grandes enseñanzas filosóficas de Jaime.

GT: ¿Pero acaso Guzmán no es más que eso? Por ejemplo su teoría constitucional, su pensamiento político, su concepción del derecho…

HS: A veces en la derecha caemos en esa cosa media intelectual, de hablar de “teoría constitucional” o “concepto del derecho”. Pero yo me pregunto: ¿cuáles son los problemas reales de la gente? Hoy estamos a 12 de enero. Hace mucha calor. Los niños de Chagres no tienen piscina. ¡La gente quiere refrescarse un poco! Con el alcalde de Chagres hemos inaugurado una piscina desechable para toda la familia. Y le digo más: en invierno traeremos nieve de Portillo para que la gente de Chagres pueda esquiar, o al menos, tirarse en bolsa de basura por la nieve. Eso es un problema real. Lo otro es música. La concertación, los viejos políticos de siempre, no han hecho nada en 20 años.

GT: Entonces Ud. cree que las ideas de Guzmán estaban erróneas.

HS: ¡No, para nada! Jaime Guzmán hablaba desde un contexto de guerra fría, de anti-comunismo. No nos olvidemos que Chile iba a ser una segunda Cuba y que en los supermercados no habían 20 marcas de yogurt, sino sólo 1, qué deprimente era Chile. Pero todo eso ya pasó, ahora hay que abrirse a otras realidades.

GT: ¿Por ejemplo al matrimonio gay?

HS: ¿Por qué no? Mientras los gays sean emprendedores y no socaven las bases iusnaturalistas-metafísicas del estado subsidiario,  no veo porqué habría que discriminarlos. En la UDI creemos en el valor de la persona. Si alguien es persona, lo valoramos. Si no, entonces no. Mis hijos son todos bacheletistas y se cambiaron el apellido por vergüenza de ser hijos míos. Uno trabajó en la franja de Marcel Claude y otro se unió a la guerrilla en Venezuela. Qué loquillo. ¡Yo lo encuentro fantástico! Viva la libertad. No voy a andar educando a mis hijos con valores que yo considero correctos. Ellos decidirán; nosotros en la centro-derecha creemos en la libertad.

GT: Pero diputado, Ud. se opuso al divorcio, al aborto y a la venida de Gun’s and Roses, por ejemplo. Además, cuando Pinochet estuvo detenido en Londres Ud. propuso bombardear la embajada de Inglaterra con bombas de racimo.

HS: ¿Uno tiene derecho a cambiar, no? Lo del divorcio fue una equivocación. Hemos madurado como partido y como país. Pinochet es parte del pasado, nosotros en la UDI miramos el futuro. Con respecto al aborto: nosotros estamos a favor de la vida, siempre. Lo que sucede es que tampoco podemos cerrarnos a la posibilidad de que este principio inmutable sea inamovible, Ud. me entiende. Lo de Gun’s and Roses es una calumnia. Nunca me he opuesto a que embajadores de la cultura de otros países visiten Chile. Me encanta la música popular, por ejemplo Víctor Jara, y también la música clásica, sobre todo Enya. Eso es un déficit de nuestro sector: la cultura. Si yo hubiera sido ministro de cultura de Piñera, ¿sabe lo que hubiera hecho? Repartir vouchers a toda la gente para que elegir diferentes recorridos de la Pequeña Gigante. La Concertación nos dio esa lección: si queremos ganar una elección, tenemos que tomarnos la cultura.

GT: Volvamos a un análisis de la actualidad. Pareciera que en la derecha reina el caos. Muchos en la UDI culpan a Piñera de la derrota electoral,  muchos militantes de RN han formado un nuevo referente, algunos incluso han pensado en dejar la mezcla de política y negocios para siempre y dedicarse solamente a los negocios. ¿Cómo ve Ud. esta crisis en la derecha?

HS: Yo soy optimista. Creo que después de esta crisis catastrófica volveremos a recuperar el gobierno, al menos dentro de 60 o 70 años. Muchos culpan al binominal de la crisis, otros al carisma de Bachelet. Nosotros en la UDI creemos en la libertad de emprender opiniones contradictorias, porque todo emprendimiento debe ser apoyado por el estado, siempre y cuando haya baja de impuestos. Y si todo esto es tutelado por las fuerzas armadas, aún mejor. Esas son las ideas que faltó comunicar bien. Aunque tengamos una minoría absoluta en ambas cámaras tendremos el coraje de defender estas ideas y de persuadir a nuestros adversarios políticos. Queremos que Chile sea un nuevo Silicon Valley, pensamos en grande. Para la próxima elección parlamentaria incluiremos a más personas del mundo de la cultura y de los movimientos sociales, por ejemplo a bailarines de programas juveniles y actrices de bajo coeficiente intelectual. De seguro repuntaremos. Lo que sí tengo claro es que yo renunciaré a la UDI. Hace 10 años escribí una carta en la que explicaba porqué lo iba a hacer. Esa carta se me perdió, así que tengo que escribir una carta nueva.

GT: Por último, me gustaría hacerle una pregunta más personal, diputado. Ud. es  accionista de la Universidad del Esfuerzo, que ha sido acusada de fraude al fisco y además ha lucrado con carreras sin campo laboral, por ejemplo, catador de piscola o magíster en asesoría de emprendimiento. ¿Qué le respondería a esos alumnos que no tienen trabajo y además están endeudados?

HS: Mire, yo estudié Derecho en la Universidad Católica en una época en que éramos pocos los de clase media los que accedíamos a la educación superior. Hoy aproximadamente el 90% de nuestros jóvenes entra a la universidad. ¡Cómo no me voy a sentir orgulloso de aquello! Las nuevas universidades le han cambiado el pelo a Chile. Hay quienes demonizan el lucro. Pero todos lucramos. Eso demuestra que el lucro es algo bueno y natural. Con amigos de la concertación hemos fundado muchas universidades privadas que hoy son líderes en su tipo. Son universidades sin libros, sin profesores, sin investigación y con poquísimas carreras. Es un concepto muy innovador de universidad, pero ya le contaré más en otra entrevista, que me esperan en Suecia 286.

1 comentario

Archivado bajo Actualidad, Escatología política